martes, 16 de enero de 2018

VERTE PASAR COMO EL VIENTO Por la playa voy paseando, los poemas van llegando. ¿Qué será esto que siento, verte pasar como el viento? ¿Quién soy yo que esto presiento? ¿Sueños de pensamiento? Y caminando así,¿La perfección voy buscando? ¿Quién soy yo que recojo la hostia que consagrada ¿En la sangre está mojada? y entonces voy pensando, ¿Sintiéndome en comunión con la perfección hallada, ¿Y al parecer viendo que la misión es terminada? ¿La perfección que tan sólo es lo que el Señor da, Y poniéndome de este Maestro, a servir como aprendiz Llevándole en mi corazón para entregarlo, feliz ¿A quién lo quiera recibir, adonde ÉL me ofrecerá ir? Escuchando, para compartir lo que quiere decir. Todo fue revelado hace tiempo en el pasado, Cuando vino para nacer de Madre casta y pura, María fue al parecer, en aquél momento dado, que pudiera suceder, esa elegida criatura; Gracia para merecer, dióle el Padre con holgura. Vicente Enguídanos Garrido

martes, 2 de enero de 2018

FELIZ AÑO NUEVO 2018


Con este vídeo quiero desearos un año de sueños en cuanto hagáis, saludos fraternos. 

UN RECUERDO PARA MIS AMIGOS


sábado, 30 de septiembre de 2017

CRÓNICA

I n f o

Nº 212 / SEPTIEMBRE 2017
Castellón, 30 de septiembre 










EsArT organiza un encuentro artístico con Vicente Enguídanos Garrido

El artista se despide de Castellón con una última exposición

  
El colectivo EsArT Espacio para el Arte y el Talento organizó anoche en el local Miramar (Músico Perfecto Artola, 6) una velada cultural dedicada a uno de sus miembros más queridos, Vicente Enguídanos Garrido. Con sus pinturas poético-musicales como telón de fondo, Enguídanos contó algunas de sus anécdotas más sentidas. Arropando al prolífico personaje la presidenta de EsArT, María Ángeles Fernández, y la vice presidenta, Judith Rodríguez; además de un nutrido grupo de amigos y familiares.
El encuentro puso de manifiesto la energía vital que todavía conserva Enguídanos a sus 82 años. Viajero incansable, el escritor y pintor señaló sus comienzos en la pintura a los diez años y en la escritura a los 20 que, más tarde retomaría con ahínco tras su jubilación. Descubrió cómo quedó fascinado con los poemas breves japonesas conocidos como haikus y que inspirarían dos de sus libros (‘Haikus y senryus del Cabanyal Mediterráneo’ y ‘Haikus, senryus y tankas del camino’). También señaló la reverencia que sentía por sus abuelos adoptivos, a los que dedicó su libro ‘Mis memorias 1935-1960’. Enguídanos repasó toda su trayectoria artística y mística hasta llegar a las pinturas poético-musicales que dan lugar a canciones.
Tras la intervención de los participantes, EsArT sorprendió a Enguídanos con una actuación musical de la cantante La Belle De Z y su inconfundible sonido blues. Un cóctel cortesía de Miramar puso el broche final a una velada con sabor a despedida, pues Enguídanos reveló a los presentes que éste será su último proyecto expositivo en la ciudad de Castellón.



lunes, 25 de septiembre de 2017

MI PRÓXIMA EXPOSICIÓN OS ESPERO


jueves, 1 de junio de 2017

POEMAS

Sueño



Poema de Vicente Enguídanos

En abriendo los ojos,
con la mente en neblina
y los recuerdos del sueño
adormecidos.

Sólo una imagen
clara en la lejanía,
de un cuadro al óleo,
con tres figuras
sobre fondo de
edificio engrandecido.

Siendo una de ellas
semblante de mi imagen,
con la faz de un
color amarronado,
como si de africano
personaje se tratará.

Preguntándome la artista
si de mi agrado era.

Muy moreno-le dije- parecía
y de un parecido
aceptable suponía.

La belleza de servir al amor

No existe la dimensión para AMAR,
pues el AMOR, no se tiene,
sino que se contiene
Porque si se tiene, se puede dar
a pequeñas dosis, pero si se contiene
se expande impulsivo, desenfrenado y fluye
incontenible como los rayos del Sol,
hacia todo y hacia todos.
En todas direcciones,
en una explosión involuntaria,
cuyas ondas se suceden
una tras otra.
Como la piedra lanzada en un estanque;
ondas vaporosas de efluvios
misteriosos, cuyo poder virtuoso,
convierte al más incrédulo.
Cura al más enfermo, regocija al más triste,
elevan al más humillado
y transmuta, al ser más imperfecto,
en el más aguerrido vasallo,
presto para servir a
su SEÑOR, EL AMOR.


Soneto en el desierto

Cuando he conseguido ser muy completo,
siendo necesario ser muy versado;
quisiera poder hacer un  soneto,
llegando a ser un poeta consumado.

En la riqueza del vocabulario,
expresando con claridad la verdad,
transformando palabras comentario,
tendré para siempre otra oportunidad.

Lo que un corazón hace con libertad,
difundiendo con esperanza la LUZ,
va tomando la forma este panfleto.

Sin que para mí haya sido una cruz,
del  fondo de mi alma con bondad
he terminado, al fin, este soneto.


¡La magia de un beso!

Consiste  en conocer los puntos sensibles de un cuerpo de mujer. Un beso suave, dulce, en silencio, recorriendo muy lentamente  esos puntos que transmiten al centro energético del cerebro esa energía que hace fabricar  las endorfinas que se expanden poco a poco por todos los músculos, arterias y venas, produciendo una relajación que se transforma  en éxtasis y puede llegar hasta el orgasmo.

Una sensación especial que el cuerpo admite como algo extraordinario y que le hace sentir esa placidez de bienestar y una renovación de energía que llega  a lo más profundo de su ser.  



Ese beso que si se empezó por los labios, ha ido ascendiendo por toda la faz y se reparte poco a poco por los ojos, el rostro, la frente, volviendo en su recorrido a los dulces labios que fundiéndose de nuevo llegan a experimentar esa unión de la fuerza del Ying Yang; de dos almas que se sienten transportadas, fusionadas en una sola y sienten la fuerza del Universo en una explosión que va más allá del Infinito.

lunes, 6 de marzo de 2017